Eros, dios del amor en la mitología griega

Eros, dios del amor

Historia Eros

En la historia de la mitología griega, Eros (dios del amor) es el principal responsable del amor homosexual. Es halagado también por ser el dios de la fertilidad. Hay dudas en cuanto a quienes son sus padres, en algunos mitos era hijo de Niceto y Erebo, también se decía que fue hijo de Afrodita y Ares pero según El Banquete de Platón fue creado por Poros (simboliza la abundancia) y por Penia (la pobreza), en el cumpleaños de la diosa Afrodita. Esto explica los diferentes aspectos del amor.

A veces, se le llamaba Eleuterio (‘el libertador’). Equivale al dios romano Cupido, también conocido como amor.

Eros era principalmente, el patrón del amor entre hombres. A diferencia de Afrodita, que presidia por el amor de los hombres por las mujeres. Su estatua podría estar establecida en las palestras. Las palestras eran uno de los principales lugares donde se reunían los hombres con sus amados. También los espartanos hacían sacrificios en su honor antes de la batalla.

Eros

Eros

Mitos relacionados con Eros:

Mito 1:

Eros (dios del amor), bastante enfadado con el dios Apolo porque éste había bromeado sobre las habilidades de arquero que poseía Eros. Éste hizo que Apolo se enamorase de la ninfa Dafne, que era hija de Ladón, la cual lo rechazó. Dafne le rezó al dios Río Peneo pidiendo ayuda. La ayuda que le proporcionó este dios fue la transformación de sí misma en un árbol de laurel. Dicho árbol se consagró a Apolo.

Mito 2:

La historia sobre Eros (dios del amor) y Psique tiene una larga tradición porque fue un cuento bastante popular del antiguo mundo grecorromano mucho antes de que fuera escrita por primera vez en la novela latina de Apuleyo el asno de oro, siendo así una evidente e interesante combinación de roles.

Dicha novela tiene estilo picaresco romano, aunque Psique y Afrodita poseen un carácter griego, siendo Eros el único cuyo papel procede de su equivalente en el panteón romano.

La historia se narra como la lucha por el amor y la confianza entre Eros y la princesa Psique, cuyo nombre es bastante difícil de traducir apropiadamente, debido a que trasciende de los idiomas griego y latino pero puede considerarse que significa ‘alma’, ‘mente’ o mejor dicho, ambas.

Afrodita estaba celosa debido a que la mortal Psique era muy guapa, y debido también a que los hombres estaban dejando de ir a los altares de Afrodita para empezar entonces a adorar en su lugar a una simple mujer (Psique) y así ordenó a Eros que la hiciera enamorarse del hombre más feo del mundo. Entonces, el propio Eros se enamoró locamente de Psique y, por arte de magia la llevó a su casa.

Su débil paz fue arruinada por la espontánea visita de las celosas hermanas de Psique, las cuales hicieron que ésta traicionase su confianza.

Eros herido, la expulsó y Psique vagó por la tierra, buscando el amor que había perdido. Apuleyo (escritor romano más importante del siglo II) atribuye en su obra una hija de Eros a Psique, ésta hija se llamaba Hedoné, cuyo nombre está relacionado con el significado del término «placer«.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies