NIETZSCHE Y LA VOLUNTAD DE PODER

NIETZSCHE Y LA VOLUNTAD DE PODER

La voluntad de poder, voluntad de potencia o voluntad de pujanza​ es uno de los  conceptos principales de la obra del filósofo Friedrich Nietzsche. Esta se define por el propio Nietzsche como el motor principal del hombre: el ímpetu para poder alcanzar sus objetivos, el poder mostrar la fuerza presente en cada ser humano y estar en el lugar en que cada uno corresponde. Todo esto responde a manifestaciones de la voluntad de poder.

Nietzsche y la voluntad de poder

El deseo y la creatividad

El significado de “voluntad de poder”, aunque pudiese parecerlo, no remite a un deseo, por parte de la voluntad, de poder, de adquirirlo o aumentarlo, dominando más y mejor a seres y cosas. La voluntad no quiere poder, sino que el poder es lo que quiere en la voluntad. Es decir, la voluntad significa cómo está unida a lo que ella quiere –cómo logra lo que desea-, cómo, también, domina al propio poder, y cómo, en consecuencia, no desea el poder en sí mismo, como un fin.

 

Otro de los puntos importantes del concepto de la voluntad de poder es cómo este se manifiesta en un fenómeno de aumento de la creatividad. Así, según las teorías de Nietzsche, era el motor interno que movía la naturaleza.

 

Este concepto se ha interpretado de diversas formas, siendo la más discutible la apropiación y explotación por el nacionalsocialismo como el deseo por la pasión y del poder (dominación). Algunos nacionalsocialistas como Alfred Bäumler equipararon la voluntad de poder con una forma de darwinismo social. Esta interpretación fue criticada por Martin Heidegger en sus cursos de 1930 acerca de Nietzsche. Por Wille zur Macht, Nietzsche se refería a un concepto particular e inédito, a diferencia de la unión de dos conceptos por separados: Voluntad y poder.

 

La voluntad de vivir

 

En primer lugar, el concepto está muy relacionado con el de la «Voluntad de vivir» de Schopenhauer. Este dictaba que las cosas vivientes se motivaban por el propio deseo de mantenerse vivos. Por otra parte, Nietzsche planteaba la voluntad de poder, por la cual los seres humanos no solo estamos motivados por la propia necesidad de vivir, sino que además tenemos una fuerza interna de voluntad por la que deseamos impulsarnos y expandir nuestros deseos, principalmente, para satisfacer otras necesidades.


El hombre que se guía por la voluntad de poder, vive sin tener en cuenta el qué dirán y aprovecha al máximo las experiencias; es el superhombre de Nietszche.

 

La voluntad de poder en la obra de Nietzsche

 

En su obra el lector tiene entre sus manos un planteamiento de una tesis con carácter de un postulado epistemológico (aunque no solamente) y no, por ejemplo, metafísico. En esta intentarán ser mostrados, aunque con brevedad,al menos algunos de los puentes que comunican la tesis de la voluntad de poder con otro de los temas del filosofar nietzscheano que han tenido una enorme repercusión: el eterno retorno.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies