La diosa Niké

Significado del nombre:

La diosa Nike (“Nike” significa en griego victoria). Los griegos tenían una diosa com este mismo nombre a la que glorificaban e invocaban a la hora de ir a la guerra.

 

Origen de la diosa:

Originariamente la diosa, parece que era hija de Estigia y Palas. Su madre, Estigia, la envió en socorro de Zeus para que le ayudara a ganar su combate contra los titanes.

 

Trascendencia:

Con el paso del tiempo a Nike se la fue identificando unida a otros dioses e incluso se la representaba en las manos de Zeus o Atenea.

Fue a causa de esta unión por la que terminó fusionándose con Atenea sobretodo después de que los atenienses derrotaron, en el siglo V a.C a los persas en la batalla de Salamina con la supuesta ayuda de la diosa Atenea.

 

Reconocimiento:

Se le construyó entonces un templo en la propia acrópolis de Atenas. El templo de la diosa de la victoria sin alas, debido a que se las cortaron para que la diosa nunca pudiera abandonar la ciudad y no dejase desamparado a los atenienses.

Posteriormente, los romanos la intuyeron entre sus deidades con el nombre de “la victoria”. Así le construyeron templos en lugares tan importantes como el Palatino o el Capitolio. Además se organizaron juegos atléticos en su honor.

 

Aspecto:

Aunque al principio era representada en las manos de Zeus y Atenea, luego adquirió carácter propio. Tiene la apariencia de una bella mujer con grandes alas. Al principio iba con los ojos vendados, luego perdió ese atributo.

También llevaba una corona de laurel, una palma, y en muchas ocasiones armas y un trofeo completo.

Origen de la marca “Nike”:

Con la vuelta de las olimpiadas, a finales del siglo XIX, se volvió a recuperar la figura de Nike que figura siempre en el reverso de las medallas que le dan a los ganadores de las pruebas olímpicas.

Fue esta representación dedica al deporte lo que llevó en 1970 al fabricante de una marca de calzado deportivo llamado entonces “Blue Ribbon Sport” a cambiarle el nombre por Nike, que americanizado pasó  a ser conocido con la pronunciación que hoy todos conocemos.

La estudiante de diseño gráfico, Caroline Davison, diseñó el logotipo de la marca basándose en el movimiento de una de las alas de la diosa Niké que parecía que transmitía velocidad.

Así, la diosa griega Niké, pasaba a ser representada por una de sus alas y su nombre, aunque americanizado, se expandió por todo el mundo. El resto, al igual que la batalla de Salamina, donde cobró su inmortal fama, es ya historia.

 

Add Comment