El complemento indirecto

Es aquel que, refiriéndose al verbo, indica el destinatario o beneficiario de la acción que expresa de forma indirecta. Tradicionalmente también recibe el nombre de dativo. Además algunos verbos exigen su presencia, por ejemplo:

               -Me encanta pasar el fin de semana en casa de mis primos pequeños.

               -¿Tanto te molesta que vaya al teatro con mis amigas de Madrid?

Formas del complemento indirecto

  • Suele ir introducido por la preposición “a” o “para”, y se suele referir a una persona o ser animado aunque a veces también puede referirse a alguna cosa. Sin embargo hay que tener en cuenta que hay veces en las que el complemento directo va precedido también por la preposición “a” cuando se refiere a personas. Algunos ejemplos del complemento indirecto:

               -María escribe cartas a su amiga Sara todos los meses.

               -Juan entregó todos los trabajos pendientes a su profesor la semana pasada.

 

  • El complemento indirecto, como hemos indicado antes, también pueden ser pronombres personales: me, te, se, nos, os, le, les

              -Le dije que se marchara de mi casa cuando terminara el trabajo.

              -Nos regalaron dos cajas de bombones a cada uno.

 

  • Además, también pueden aparecen en forma de “se”, por varias razones:
  1. Si en una oración que tiene ambos complementos, tanto el directo como el indirecto, el directo ya ha sido sustituido por lo/la/los/las, entonces el complemento indirecto ya no podrá sustituirse por le/les. En este caso se sustituirá por “se” y tendrá por lo tanto, función de complemento indirecto. Por ejemplo:

              -Yo di la carta a mi mejor amiga ayer.

Ahora vamos a intentar sustituir ambos complementos por su correspondiente pronombre (Yo le la di ayer). Como esto no está bien dicho, el “le” lo sustituiremos por “se” y ya la oración sí estaría correcta:

              -Yo se la di ayer.

      2. En las oraciones reflexivas, el “se” funcionará como complemento indirecto cuando ya haya complemento directo. En el caso contrario será complemento directo. Por ejemplo:

              -Marta se peina por las mañanas. (En este caso, el “se” sería complemento directo).

              -Marta se lava la cara por las mañanas. (Ahora sí sería complemento indirecto porque ya existe complemento directo “el pelo”).

     3. En las oraciones recíprocas ocurre exactamente lo mismo que en las reflexivas con respecto al complemento directo o indirecto. Por ejemplo:

             -Laura y Juan se quieren mucho desde que eran pequeños. (El “se” funciona como complemento directo porque no hay otro).

             -Laura y Juan se escriben cartas de amor. ( El “se” funciona como complemento indirecto ya que en este caso sí existe complemento directo “cartas de amor”).

 

Reconocimiento del complemento indirecto

  • Para reconocer el complemento indirecto en una oración hay que plantear la pregunta de “¿A quién?” o también “¿Para quién?”. Por ejemplo:

            -Entregué el trabajo a la profesora más simpática. (¿A quién se lo entregaste? A la profesora más simpática).

            -He comprado bombones para mi abuela. (¿Para quién has comprado bombones? Para mi abuela.)

  • Otro método para reconocer el complemento indirecto es sustituyéndolo por le/les. Por ejemplo, utilizando los ejemplos anteriores:

            -Le entregué el trabajo

            -Le he comprado bombones

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies