Complementos circunstanciales

Complemento circunstancial de lugar
Uno de los tipos de complemento circunstancial más común es el de lugar (CCL) que indica dónde se desarrolla la acción especificada por el verbo.
Para localizarlo, debemos preguntar al verbo: ¿dónde?
Ejemplos de complemento circunstancial de lugar:
Ayer jugamos el partido en el campo de césped artificial.
Juan está viviendo en Londres.
Aparcaré el coche allí.

Complemento circunstancial de tiempo
Asimismo, podemos encontrar circunstanciales de tiempo (CCT) que, como en el caso anterior, especificarán el momento en que tiene lugar la acción verbal.
Para localizarlo, debemos preguntar al verbo: ¿cuándo?
Ejemplos de complemento circunstancial de tiempo:
María llegará a las cinco de la tarde.
Mis padres van a la piscina todos los sábados.
Le conocí cuando tenía 5 años.

 

Complemento circunstancial de modo
El complemento circunstancial de modo (CCM), por su lado, explica de qué manera o modo se desempeña lo que el verbo expresa.
Para localizarlo, debemos preguntar al verbo: ¿cómo?
Ejemplos de complemento circunstancial de modo:
Tu hermano llegó apresuradamente.
Puedes abrirlo así.
Ellos tendrán que hacerlo tal como les enseñé.

 

Complemento circunstancial de causa
En el caso de que el complemento verbal especifique la causa de la acción verbal, nos encontraremos ante un circunstancial de causa (CCC).
Para localizarlo, debemos preguntar al verbo: ¿por qué?
Ejemplos de complemento circunstancial de causa:
Mañana no iré a trabajar porque voy al médico.
La vecina está enferma a causa del tabaco.
Llegaré tarde debido a una huelga de metro.
Complemento circunstancial de finalidad
Similar al anterior tipo de complemento circunstancial, encontramos el de finalidad (CCF) que se usa para indicar el fin de la acción verbal.
Para localizarlo, debemos preguntar al verbo: ¿para qué?
Ejemplos de complemento circunstancial de finalidad:
Preparé tortitas para el desayuno.
Tienes que prestar atención para entenderlo.

 

Complemento circunstancial de compañía
Los circunstanciales de compañía (CCComp) indican quién acompaña al sujeto al realizar lo que el verbo expresa.
Para localizarlo, debemos preguntar al verbo: ¿con quién?
Ejemplos de complemento circunstancial de compañía:
Vendré mañana con mi prima.
Tu padre cada día se encuentra con el mío.

 

Complemento circunstancial de instrumento
Si queremos concretar el instrumento u objeto con el que se desarrolla la acción verbal, deberemos usar un complemento circunstancial de instrumento (CCI).
Para localizarlo, debemos preguntar al verbo: ¿con qué?
Ejemplos de complemento circunstancial de instrumento:
El leñador cortó los árboles con un hacha.
Tienes que hacer la masa con las manos.

Complemento circunstancial de cantidad
A la hora de expresar cantidades relacionadas con el verbo de la oración, será necesario hablar de un circunstancial de cantidad (CCCant).
Para localizarlo, debemos preguntar al verbo: ¿cuánto?
Ejemplos de complemento circunstancial de cantidad:
Esther quiere mucho a su hermana.
Me enfadé bastante porque no viniste.

 

Otros complementos circunstanciales
Además de todos estos tipos de complemento circunstancial, existen otros menos frecuentes como son:
Complemento circunstancial de materia, que especifica un material con el que se realiza la acción. Ejemplo: Esta puerta está hecha con hierro.
Complemento circunstancial de concesión para indicar una causa que impide que se lleve a cabo la acción verbal. Ejemplo: No vino aunque estaba invitado.
En el caso de la negación y la afirmación, algunos autores los consideran como circunstanciales aunque se trate de modificadores del verbo y no complementos que especifiquen circunstancias del verbo.
Ejemplos: Ella nunca lloró por amor / Efectivamente hace sol.

 

Add Comment