¿Qué es una hipoteca y qué tipos hay?

Una hipoteca es una figura común en la financiación de viviendas o propiedades. Y aunque muchos creen saber qué es y cuáles son sus características, lo cierto es que este instrumento bancario oculta muchos secretos.

La publicación de hoy desglosará de manera clara y concisa qué es una Hipoteca. Te diremos cuáles son sus elementos, los componentes y tipos que hay.

Saber esta información te ayudará a escoger el mejor préstamo hipotecario disponible sin caer en letras pequeñas o ignorar parámetros de elección relevantes.

¿Qué es una hipoteca?

Es un contrato entre dos partes, una deudora y otra acreedora, donde la segunda concede una determinada cantidad de dinero y la primera se compromete a devolver el dinero prestado en cuotas más un porcentaje de interés donde la garantía de pago es el inmueble (usualmente viviendas o terrenos).

La hipoteca es un instrumento de deuda que no debe confundirse con los préstamos hipotecarios.

prestamo hipotecario

El préstamo hipotecario, o también conocido como crédito hipotecario, es la cantidad concedida para que el deudor satisfaga sus necesidades de financiación.

Vale la pena aclarar que, mientras el deudor cancela las cuotas del crédito hipotecario, vive y aprovecha los lujos del inmueble. No obstante, en el transcurso del contrato no es propietario ni puede venderlo, ya que no le pertenece.

Elementos de una hipoteca

Para entender mejor el concepto de hipoteca, desengranemos los elementos que lo constituyen.

  • Capital. Cantidad de dinero concedida por la entidad bancaria para financiar la compra de inmuebles. La cantidad concedida no cubre la totalidad del préstamo; solo un 80% del costo.
  • Interés. Es un porcentaje extra aplicado sobre el capital del crédito hipotecario. Puede ser fijo o variable.
  • Tiempo. Plazo en el que deberá devolverse el dinero y los intereses. El tiempo de devolución es más largo con relación a los préstamos tradicionales.

Tipos de hipotecas

La hipoteca, derecho que grava a los inmuebles, sigue siendo el mismo instrumento de deuda de siempre. Sin embargo, se clasifican de acuerdo a ciertas características. Veamos.

Hipotecas fija

El elemento principal de esta hipoteca es que los intereses pactados nunca cambian sin importar las circunstancias económicas (inflación o recesión) o cambios en el Índice de referencia para el tipo de interés (en España el Euribor).

Como medida de protección, los plazos se reducen y los intereses aumentan. Hay que evaluar bien las condiciones antes de elegir uno.

Hipoteca variable

Un tipo de hipoteca donde los intereses a pagar varían según el Índice de referencia (Euribor). Si el índice publicado baja, entonces el pago disminuye. Pero si el índice publicado diariamente sube, entonces el pago también incrementa.

Los plazos de devolución de la hipoteca variable se alargan, mientras que el porcentaje de interés disminuye.

Hipoteca Mixta

Es una combinación de los dos tipos mencionados anteriormente. Inicia con intereses fijos y luego cambia a variable.

Crédito hipotecario

Hipoteca según el destinatario

Son hipotecas que van destinadas a un grupo, población o destinatarios en concreto. Existen, por ejemplo, hipoteca para jóvenes (otorgado a hombres y mujeres que no superan los 30 y desean comprar su primera vivienda o propiedad) o hipoteca para ancianos (concedido a hombres y mujeres que superan los 60 años).

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies