Zenón de Elea

Biografía de Zenón

Zenón de Elea nació en la localidad de Elea, de donde toma el sobrenombre, al suroeste de Italia. Fue el discípulo predilecto del filósofo griego Parménides y su acompañante en su viaje a Atenas. Allí enseñó filosofía durante algunos años, concentrándose en el sistema eleático de metafísica.

Zenón de Elea

Pericles y Calias estudiaron con él. Regresó a Elea y participa en la conspiración para librar a la ciudad del tirano Nearcco; la conspiración fracasó y fue torturado aunque se negó a delatar a sus compañeros. Sólo pocos fragmentos de su obra perduran, pero las obras de Platón y Aristóteles se nutren de referencias textuales de los escritos de Zenón.

 

Acepta la creencia de Parménides de que el universo, o el ser, es una sustancia indiferenciada, simple, única, aunque pueda parecer diversificada para los sentidos. Intentó desacreditar las sensaciones a través de una serie de paradojas, sobre el espacio y el tiempo que han perdurado hasta nuestros días como mosaicos intelectuales complejos.

 

Una paradoja clásica afirma que un corredor no puede llegar a la meta porque, para lograrlo, debe recorrer una distancia; pero no puede recorrer esa distancia sin primero recorrer la mitad de ella, y así ad infinitum.

 

Zenón de Elea no elaboró una doctrina propia, sino que se limitó a defender la de su maestro Parménides con razonamientos que”producen dolor de cabeza a quienes intentan resolverlos”. De hecho, Zenón fue el inventor del razonamiento paradójico. De acuerdo con el principio sentado por su maestro Parménides de que sólo existe el ser, y que éste es uno e inmóvil, Zenón dedicó sus esfuerzos a demostrar la inconsistencia de las nociones de movimiento y pluralidad.

 

Obra de Zenón de Elea

 

De sus obras, lo único que se ha podido conservar, son algunos fragmentos que han llegado de citas de algunos de sus seguidores. Aun así, existe un listado de todos sus escritos elaborado por Diógenes Laercio. Cabe mencionar algunas de sus obras como: La República, Los signos, El discurso, La naturaleza, La vida según la naturaleza y Las pasiones.

 

A pesar de la falta de documentos, la escuela filosófica creada por Zenón, sobrevivió a su fundador, es decir, a él mismo. Esta escuela llegó a adquirir una gran importancia en la época romana, aunque con algunas modificaciones.

 

Para los estoicos romanos, la física y la lógica eran mucho menos importantes, de tal manera que sólamente se centraban en la lógica. Por lo tanto para estos filósofos (inclusive Zenón), con su elogio a la ética del esfuerzo y a la disciplina, contribuyeron a la posterior expansión del cristianismo en el Imperio.

 

Filosofía  de Zenón y paradojas

 

Las paradojas de Zenón fueron muy conocidas ya que negaba el movimiento del ser. También cabe recalcar que apoyaba a Parménides de Elea ya que creía que lo que existía no tiene ni principio ni final por lo que no se podía cambiar nada. Por esta razón Zenón sigue con el pensamiento de la escuela de Parménides ya que, decía que una cosa no podía ser un día y al día siguiente no ser. Su pensamiento estaba orientado en combatir el pluralismo que surgió tras Parménides y se diferencian en que no creen sólo en un arje sino todo lo contrario, creen en varios.

 

La paradoja más famosa e inconfundible es la paradoja de Aquiles y la tortuga donde Aquiles llamado el de los pies ligeros y decide realizar una carrera con una tortuga e inicialmente le da una ventaja porque sabe que la tortuga irá más lenta que él. Cuando Aquiles comenzó a correr y recorrió el trecho que les separaba a ambos vio que la tortuga no estaba ahí y ya había recorrido otro trecho, así que siguió corriendo y cuando acabó ese trecho la tortuga había avanzado menos pero había avanzado y ya no estaba en ese sitio y siguió corriendo hasta alcanzarle. Aunque la paradoja dice que Aquiles nunca alcanzaría a la tortuga porque siempre estaría algo más lejos no es verdad porque es obvio que llegará, pero con esta paradoja quería demostrar que todo lo que percibimos es ilusorio y que en este caso el movimiento era una simple ilusión.

Bibliografía:

Está información ha sido extraídas de las siguiente páginas web:

– https://www.euston96.com/zenon-de-elea/

El problema de Aquiles y la Tortuga

 

Add Comment