Soliloquio del Farero: Luis Cernuda

 

Cómo llenarte, soledad,

Sino contigo misma.

 

De niño, entre las pobres guaridas de la tierra,

Quieto en ángulo oscuro,

Buscaba en ti, encendida guirnalda,

Mis auroras futuras y furtivos nocturnos,

Y en ti los vislumbraba,

Naturales y exactos, también libres y fieles,

A semejanza mía,

A semejanza tuya, eterna soledad.

 

Me perdí luego por la tierra injusta

Como quien busca amigos o ignorados amantes;

Diverso con el mundo,

Fui luz serena y anhelo desbocado,

Y en la lluvia sombría o en el sol evidente

Quería una verdad que a ti te traicionase,

Olvidando en mi afán

Cómo las alas fugitivas su propia nube crean.

 

Y al velarse a mis ojos

Con nubes sobre nubes de otoño desbordado

La luz de aquellos días en ti misma entrevistos,

Te negué por bien poco,

Por menudos amores ni ciertos ni fingidos,

Por quietas amistades de sillón y de gesto,

Por un nombre de reducida cola en un mundo fantasma,

Por los viejos placeres prohibidos,

Como los permitidos nauseabundos,

Útiles solamente para el elegante salón susurrado,

En bocas de mentira y palabras de hielo.

 

Por ti me encuentro ahora el eco de la antigua persona

Que yo fui,

Que yo mismo manché con aquellas juveniles traiciones;

Por ti me encuentro ahora, constelados hallazgos,

Limpios de otro deseo,

El sol, mi dios, la noche rumorosa,

La lluvia, intimidad de siempre,

El bosque y su alentar pagano,

El mar, el mar como su nombre hermoso;

Y sobre todos ellos,

Cuerpo oscuro y esbelto,

Te encuentro a ti, tú, soledad tan mía,

Y tú me das fuerza y debilidad

Como el ave cansada los brazos de piedra.

 

Acodado al balcón miro insaciable el oleaje,

oigo sus oscuras imprecaciones,

contemplo sus blancas caricias;

Y erguido desde cuna vigilante

Soy en la noche un diamante que gira advirtiendo a los hombres.

Por quienes vivo, aun cuando no los vea;

Y así, lejos de ellos,

Ya olvidados sus nombres, los amo en muchedumbres,

Roncas y violentas como el mar, mi morada,

Puras ante la espera de una revolución ardiente

O rendidas y dóciles, como el mar sabe serlo

Cuando toca la hora de reposo que su fuerza conquista.

 

Tú, verdad solitaria,

Transparente pasión, mi soledad de siempre,

Eres inmenso abrazo;

El sol, el mar,

La oscuridad, la estepa,

El hombre y el deseo,

La airada muchedumbre,

¿Qué son sino tú misma?

 

Por ti, mi soledad, los busqué un día;

En ti, mi soledad, los amo ahora.

 

Introducción:

Escrito por el célebre poeta Luis Cernuda, nacido en el año 1902 en sevilla y murió en Ciudad de México en el 63. Cernuda forma parte de la generación del 27 y estudió bajo Pedro Salinas (otro gran poeta que pertenece a la gen. del 27), era partidario de la república lo cual le llevó a exiliarse al extranjero tras la guerra. Este poema es de la obra ¨Invocaciones¨ la cual está ubicada en su etapa de madurez, donde contempla los poderes terrestres y medita las obras humanas.

Tema:

El resguardo en la soledad

Resumen:

Un farero autoreflexiona sobre su pasado, donde en su juventud intentaba encontrar amigos fieles y el amor pero es engañado y decepcionado una y otra vez por la realidad, y al final encuentra consuelo en su soledad.

Mantiene una estructura cíclica ya que se puede encontrar la idea principal en el principio y final del texto

Estructura:

Existe una métrica heterogénea de versos de arte menor y mayor. No tiene Rima aparente y el ritmo lo consigue haciendo uso de las repeticiones de todo tipo.

-1ª Parte y planteamiento: Llega hasta el final de la cuarta estrofa.

  • 1ª idea (la primera estrofa) nos introduce la idea principal del texto la soledad como compañía.
  • 2ª idea (la segunda estrofa) de pequeño solo tenía la soledad y soñaba en un futuro lleno de esperanza y felicidad.
  • 3ª idea (la tercera y cuarta estrofa) al pasar el tiempo intenta desprenderse de la soledad y sustituirlo por falsos amigos y amores no certeros.

-2ª Parte:

  • 1ª idea (las tres primeros versos de la quinta estrofa) la voz poética se encuentra en un estado pésimo debido a las continuas traiciones.
  • 2ª idea (el resto de la quinta estrofa) que entre todo lo que es su realidad y sus deseos solo encuentra refugio seguro en su soledad, donde a la misma vez encuentra fuerza y debilidad.
  • 3ª idea (sexta estrofa) que desde su soledad (representado por el faro) observa todo el caos y felicidad que hay en su entorno.

-3ª Parte:

  • 1ª idea (los cuatro primeros versos de la séptima estrofa) que él sigue manteniendo la esperanza de que alguien vendrá aunque no lo vea y que ama a todos aunque esté aislado por su soledad.
  • 2ª idea ( el resto de la séptima estrofa) que a veces sus emociones de pasión se desencadena pero tras tanta decepciones de la realidad no es capaz de apasionarse de tal manera.
  • 3ª idea (la octava y novena estrofa) vuelve con otra vez con la idea principal de la soledad como compañero y que no hay forma de escapar a la soledad.

Recursos Literarios:

Anáforas:(Por …, Por …, Por…)

Metáforas: El faro representa la soledad

Hipérbaton: “Roncas y violentas como el mar, mi morada”

Comparación: “El hombre y el deseo”

Sinestesia: “verdad solitaria”

Conclusión:

El poema está llena de simbología ,surrealista y con una sensación de tristeza y anhelo todo característico del autor. El poema, de una forma pesimista, trata sobre los desengaños y decepciones causadas por la gran los grandes choques de la realidad con los sentimientos, placeros,pasiones y anhelos y al final la voz poética como sistema de defensa  se aísla para así protegerse. Esto puede ser el caso de muchas personas en el mundo hoy en día y creo que este poema explica sus situaciones de desesperación.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies