¿Qué es la Alquimia?

La alquimia es una práctica antigua que envuelta en secretos y misterios que lo ha vuelto popular en la historia. Las personas que practican la alquimia buscan convertir el plomo en oro, método en el que se emplea la atención e imaginación de las personas. Después de haber investigado en algún blog de esoterismo y libros antiguos nos decidimos pues a realizar un post extenso sobre el asunto.

Sin embargo, los objetivos de la alquimia están más allá de la simple creación de oro. Se ha diversificado en varias ramas, con múltiples prácticas, algunas consideradas artes oscuras y hoy en día no se conoce como un solo estilo, sino como muchos que convergen entre sí.

El arte detrás de la alquimia se empezó a desarrollar siglos atrás, transmitiéndose de maestros a maestros en Egipto y Arabia, pasando por la Antigua Grecia y roma. Hasta que, finalmente, llego a Europa. En algunos libros de historia, se especifican que los objetivos de la alquimia se centran en encontrar la piedra filosofal, conseguir la juventud eterna y transmutar los metales.

En la mente del alquimista, los elementos no son más que la misma sustancia original en diversos grados de pureza. Siendo el oro el más importantes de todos, y el que se quiere conseguir por todas las formas. Mientras que la plata lo sigue de cerca. En los principios de la alquimia, los signos astronómicos de los planetas también se usaban como símbolos químicos. Pero al pasar los tiempos se fueron separando y tratando como una rama individual.

Alquimia

A continuación, desglosaremos en detalle cada una de las características más importantes de la alquimia,  que es interesante y ha perdurado en el tiempo como una forma de cultura. Pasaremos por su descripción, conceptos básicos y significado general. En caso que quieras saber más, ¡acompáñanos hasta el final!

¿Qué es la alquimia?

Cuando hablamos de la alquimia, nos referimos al proceso de convertir un metal en oro. Por miles de años, el oro ha sido de interés por los artesanos, ya que es el metal precioso que domina la tierra. De esta necesidad es que nace la alquimia, empleando los que más se consiguen en el más cotizado.

La alquimia se caracteriza por acelerar la perfección, interna y externa, de la materia para satisfacer al hombre. Esta idea no es extraña para ningún artesano, ya que cuando una persona se compromete en querer algo, todo su trabajo fluirá hacia ello.

Su proceso puede expresarse mediante las formulas tradicionales de la vida: el sufrimiento, muerte y resurrección. También el neófilo se encuentra presente en la cultura de la alquimia, representado por las sustancias en el crisol o la materia del artesano.

La alquimia se basó en una cosmovisión espiritual bastante compleja en la que todo lo que rodea al hombre contiene una especie de espíritu universal. Al principio, se creía que los metales no solo estaban vivos, sino que también crecían de la tierra. Una vez que se encontró un metal base, como es el caso del plomo, se pensó que era una forma inmadura espiritual y física de metales superiores, como el oro.

Basados en la idea anterior, es que los alquimistas empezaron su trabajo, Tratando de convertir los metales base en el más importante de todos. En aquellos tiempos, los metales no eran las sustancias de la tabla periódica que conocemos hoy día, sino lo mismo pero en diferentes etapas de desarrollo. Es decir, que el plomo o el metal solo era una de las fases primarias para llegar a ser oro. Todo esto en la creencia de un camino guiado hacia la perfección espiritual.

Alquimia y sus características

Historia de la alquimia

La historia de la alquimia empieza como una cosmovisión espiritual que decía que toda cosa tiene un espíritu universal dentro de ella. Los metales se creían que estaban vivos y formaban una especie de organismos en la tierra. Estos, para los alquimistas, tenían el espíritu universal dentro de ellos, al igual que cualquier otro material en la tierra.

Como se mencionó anteriormente, se creía que los metales solo eran la base inmadura y espiritual del metal base superior, que es el oro. Por lo tanto, otros tipos de metales como el zinc y plomo solo eran el mismo metal, pero en diversas etapas de desarrollo que pronto se convertiría en oro. El objetivo de la alquimia por estos tiempos era hacer que el metal base madurara, es decir, se pasara los tiempos de ‘crianza’, para que se convirtiera en un metal maduro.

Sin embargo, todas estas suposiciones solo eran creencias tempranas, ya que luego la alquimia evolucionó y consiguió una nueva percepción. La magia. En esta época de la alquimia, las personas pensaban que existía una piedra nombrada ‘filosofal’, y tenía la función de curar a las personas enfermas, alargar la vida de los humanos y transformar el metal básico en oro. Para sacar el potencial de la piedra filosofal, se debían elaborar una serie de rituales místicos.

En tiempos modernos, la alquimia adoptó un enfoque más racional y con toques de ciencia. Muchos científicos explicaron el funcionamiento de los metales, se creó la tabla periódica y se iniciaron experimentos con procesos químicos de por medio. Sin embargo, es normal que todavía hayan científicos intentado descubrir el proceso de cómo funciona la alquimia mística.

Principios de la alquimia

Como se ha venido desarrollando, el principio de la alquimia es que toda la materia se encuentra viva. Seguidamente, se cree que estos llevan la energía espiritual y madurará al metal mayor, que es el oro. Esto es algo que los artesanos han creído y hay muchos que mantienen como cierto a día de hoy. Decir que un metal está ‘vivo’, implica decir que poseen una historia y necesidades que contar. Por tanto, la alquimia busca sentir y comprender esta vida de la materia y generar una relación entre ellos y lo que lo rodea.

Símbolos de la alquimia

En contraste con los demás metales, como la plata y el plomo, el oro era una especie de dios vivo en la tierra. Todo alquimista y artesano sabía que este era el eje central y por lo tanto el objetivo final a conseguir.

La alquimia y la ciencia

La alquimia es una ciencia que resulta al comprender la divinidad de Dios, la naturaleza y el hombre como ejes principales. No se puede conseguir el conocimiento definitivo sin que se pueda comprender cada uno de estos ejes. La alquimia, en sí, no es una ciencia intelectual, sino que es completamente espiritual. Sin embargo, dado que como la ciencia busca explicar las cosas, y la alquimia emplea materiales, se puede decir que es una ciencia que se ocupa de las cosas materiales y sus manifestaciones en polos opuestos del entorno.

La alquimia moderna es una ciencia de base artificial, que ocupa unas formas externas en los que los elementos de la materia se manifiestan. Esta práctica puede recombinar átomos y moléculas en diferentes sustancia. Con la alquimia se puede mezclar, componer y descomponer cuerpos químicos en un número ilimitado de veces, haciendo que aparezcan en nuevas formas.

La alquimia y la extracción del oro

Aunque el oro en sí no es un elemento que se pueda crear partiendo de otras sustancias, sí es verdad que se puede extraer de una gran variedad de estas. Sin embargo, la extracción de sustancia no es lo que predica la alquimia. Lo anterior solo es un procedimiento donde se extrae el oro de la sustancia, es decir, que es algo que siempre existió y no se creó.

Dado que ocurre naturalmente en algunas sustancias, es posible eliminarse con los procesos correctos. También, el oro se puede encontrar en productos de consumos y extraer para obtener ganancias a través de la venta.

La alquimia y el arte

La alquimia se puede considerar un arte porque requiere que una persona ejerza una combinación de prácticas en vista de obtener resultados. Aunque es cierto que las manipulaciones externas requeridas para la producción de preparaciones alquímicas se consideran un procedimiento químico, enseñándose a cualquiera con una base de química y capacidad de racionar.

La alquimia trata con la regeneración espiritual del hombre y otorga creencias como la que un dios puede ser hecho a partir de un humano. También, estableciéndose las condiciones necesarias para el desarrollo, los hombres pueden desarrollar los poderes divinos de unidos.

¿Es la alquimia real?

La alquimia se basó en malentendidos y físicas básicas, por lo que las personas tienden a preguntarse si la alquimia es real. Las teorías de los artesanos y alquimistas suponen que el mundo y todo lo que conviven en él están compuestos de cuatro elementos básicos, que son:

  • Aire
  • Tierra
  • Fuego
  • Agua

Cuando se juntan, se denominan sustancias esenciales, convirtiéndose en sal, mercurio y azufre. Sin embargo, gracias a la ciencia y los científicos racionales, que día a día encuentran y publican información valiosa, sabemos que el universo se está formado por átomos y elementos. También que elementos como el plomo, y otros metales esenciales, no están compuesto ni de fuego, aire, tierra y agua. Por lo que los principios de que se pueden ajustar los porcentajes de estos elementos para convertirlo en oro son falsos.

Alquimia es real

La alquimia en sí nunca tuvo éxito real, pero eso no impidió a que la gente afirmara que fuese cierto. Por años, se difundieron rumores sobre el descubrieron elementos importantes de la práctica de la alquimia, como la piedra filosofal, inmortalidad y cura definitiva. Sin embargo, con la publicación de investigaciones en el campo de la alquimia, jamás se pudo comprobar y encontrar la piedra filosofal.

Por tanto, decir si la alquimia es real o no queda a la suposición de cada persona, así como la interpretación de las pruebas que desmienten conceptos y principios básicos divinos de la alquimia.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies