Poesía de los años 40

La Poesía de los años 40 se inicia con la publicación de obras como:Hijos de la ira ,de Dámaso Alonso y Sombras del paraíso, de Vicente Aleixandre.

Miembro de la Generación del 27

Dámaso Alonso

 

Dámaso Alonso se licenció en Filosofía y Letras, además de en Derecho. También cursó estudios en el Centro de Estudios Históricos de Madrid, relacionándose activamente con el ambiente intelectual de la Residencia de Estudiantes.

Miembro de la Generación del 27

Vicente Aleixandre

 

 

Vicente Aleixandre estudió las carreras de Derecho y Comercio. Formó parte de la generación del 27 . Su trayectoria poética estuvo influenciada  por el modernista Rubén Darío y por Juan Ramón Jimenez.

 

Las principales tendencias de la poesía de los años 40 se articula entorno a cuatro revistas literarias :

  • Garcilaso ,será la primera revista literaria importante de la posguerra española, los autores escribirán siguiendo una línea clásica, a imitación de Garcilaso, quien da nombre a la publicación. Se habla de “poesía arraigada” y se llama “garcilasistas” a estos autores que opinan que el mundo está bien en hecho. Podemos señalar a García Nieto (fundador de la revista), Luis Felipe Vivanco y Luis Rosales(la casa encendida).

 

  • Espadaña nace como respuesta a Garcilaso. Es una poesía rehumanizada, desarraigada, a veces con tonos cercanos al tremendismo. El principal tema poético es el hombre y sus tristes circunstancias. También hay poemas religiosos donde el hombre se revela y se enfrenta a  un dios que guarda silencio ante los problemas de la humanidad. Los autores principales son: Blas de Otero y Gabriel Celaya.

 

  • Cántico es la revista de la poesía pura. Su nombre procede de Jorge Guillén. Son autores muy influidos por Cernuda y el amor es el tema fundamental casi siempre se trata amores prohibidos. El máximo representante es Pablo García Baena, sus obras principales son Junio y Óleo, donde plasma su lucha entre la sensibilidad pagana y el espíritu religioso.

 

  • Postismo: Se funda en 1945. Su fundador es Carlos Edmundo de Ory. Se reivindica la libertad creativa y lo lúdico. Es el primer surrealismo de posguerra. Esta revista da nombre al último de todos los ismos.

 

Add Comment