Pío Baroja: vida y obras

Vida y obra de Pío Baroja

Pío Baroja fue un escritor español perteneciente a la Generación del 98 con una marcada personalidad pesimista y con la creencia de que la novela funcionaba como un cajón de sastre: todo vale para que la obra tenga un valor de naturalidad, que no se podría conseguir de otra forma que no sea la espontaneidad.Fue uno de los novelistas más importantes gracias a sus dotes para la narrativa. Fue una gran influencia para los novelistas de la posguerra, quienes siempre admitieron su influencia.

 

Biografía

Baroja nació en San Sebastián el 28 de diciembre de 1872, en el seno de una familia adinerada, dedicada principalmente a la imprenta y el periodismo, incluido su padre, que trabajaba como ingeniero de minas. La profesión de su padre forzó a la familia Baroja a mudarse en numerosas ocasiones a ciudades como Pamplona, Bilbao y Madrid.

 

Y es en Madrid donde pasa la mayor parte de su vida y donde comenzó a estudiar la carrera de Medicina, que finalmente acabó muchos años más tarde, pero ejerció durante un corto periodo de tiempo. Aunque no le sacase partido a la carrera, su estancia en Madrid le fue provechosa más adelante. Fue en Madrid cuando comenzó a relacionarse con escritores y poetas en distintas tertulias, lo que le llevó a descubrir su verdadera vocación.

 

Sin embargo, no comenzó a publicar sus obras hasta 1900, pues antes iba de trabajo en trabajo, pasando desde médico rural a panadero. Tras esa época fue cuando realizó su viaje por Europa, conociendo a escritores de la época como los hermanos Machado, y siendo influenciado por las filosofías de Kant, Nietzsche, y especialmente, Schopenhauer.

 

Hizo varios intentos de acercarse a la política sin mucho éxito y en 1935 fue aceptado en la RAE, casi el único honor que se le concedió en vida. Durante la guerra, Baroja tenía períodos de exilio intermitentes en los que viajaba principalmente a París. Tras la guerra se instaló finalmente en Madrid, donde continuó escribiendo hasta 1956, cuando finalmente fallece afectado por la arterioesclerosis.

 

 

Pío baroja

Pensamiento filosófico de Baroja

 

Baroja fue desde su juventud un pesimista y un escéptico, tanto religioso como social y político. Para él, la vida carece de sentido, lo que le lleva a varias crisis existenciales. Se declaró anarquista cuando era joven, y aunque abandonase ese modelo años más tarde. Siempre actuó como un inconformista, aún cuando se contradecía.

 

Estos pensamientos se vieron inspirados por la filosofía de Schopenhauer y apoyados por compañeros y escritores de la Generación del 98, que compartían en su mayoría los mismos problemas existenciales.

 

Estilo literario

 

Por lo general, Baroja usaba el realismo con un tono subjetivo, a lo que se llama Impresionismo descriptivo. Al afirmar que para crear una novela todo vale, Baroja se aleja de la estructura clásica de la novela, dándole menos importancia a la acción para centrarse en sus personajes. Estos personajes suelen ser marginados o están enfrentados a la sociedad. Muchos de los personajes secundarios aparecen y desaparecen fugazmente, sin ser caracterizados. Aunque la mayoría de sus personajes favoritos son, al igual que él, inconformistas. Estas características suelen aportar a la obra un tono agrio.

 

En cuanto al lenguaje Baroja es partidario de la economía expresiva, expresiones cortas y de la sencillez. Sus obras solían tener estructuras muy cortas, casi a fascículos, con ensayos e intermedios líricos.

 

Obras más relevantes de Baroja

 

La obra de Baroja es extensa y variada, aunque cultivó especialmente el género narrativo también escribió poesía y  obras teatrales. El propio Baroja, consciente de las dificultades de organizar sus obras, las agrupó él mismo en distintos grupos. De esos grupos destacan: Tierra vasca, La vida fantástica,  La raza y finalmente Saturnales. Aunque él los ordenara de esta forma, muchas de las obras de sus trilogías no tienen relación aparente. Al final de su vida se quedaron varias sagas sin concluir, llamadas novelas sueltas.

 

Dentro de esas agrupaciones se pueden destacar obras como El árbol de la ciencia o Memorias de un hombre de acción, ambas novelas muy importantes, tanto para el propio Baroja como para la propia Literatura.

 

Fuera de su producción de novelas se puede destacar sus intentos  con el género teatral y sus textos periodísticos. Llegó a fundar su propia revista: España. A su vez, creó varios cuentos pero no triunfó demasiado en estos aspecto y se decantó por la novela.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies