Nietzsche y Wagner

En este artículo vamos a profundizar en la relación Nietzsche y Wagner.

¿Cómo se conocieron Nietzsche y Wagner?

Uno de los aspectos más destacados de la vida de Nietzsche fue su relación con Richard Wagner, compositor y poeta del Romanticismo.  En 1868, Nietzsche recibió una invitación en casa de Brockhaus, cuya esposa sería la hermana del compositor Wagner.

En aquella época, Wagner tenía que viajar de incógnito para ver a su hermana en Leipzig debido a que había sido exiliado en Suiza.
La hermana de Wagner y el propio Richard Wagner admiran a Nietzsche ya que es un apasionado de la música.

 

En el encuentro, Nietzsche observa que tiene una personalidad muy parecida a la de Wagner y que mantienen una conversación sobre Shopenhaeur. Wagner pensaba que Shopenhaeur era el único que reconocía la importancia de la música en las artes.

 

A los 24 años, Nietzsche se va a la Universidad de Basilea donde visita de sorpresa a Wagner. En aquel momento, Wagner tenía 56 años.
Nietzsche era uno de los pianistas más conocidos en aquella época y se convirtió en un invitado habitual en aquella ciudad.

Nietzsche estuvo allí 10 años, período en el cual visitaba a la familia de Wagner.

 

Nietzsche apoyaba la idea de Wagner de hacer una renovación cultural y como método de acción el festival de Bayreuth. Wagner, por otro lado, creía que Nietzsche tendría talento para poder impulsar su idea, que materializó con su obra “Richard Wagner en Bayreuth” expresando la importancia del proyecto de Wagner.

No obstante, unos años más tarde surge una gran disputa entre ambos porque él se interesó mucho por una obra de Brahms que estaba relacionada con la guerra franco-prusiana, tema que crea grandes disputas entre ambos, y el tono musical de la obra exaltaba la justicia, por lo que fue muy criticada por Wagner.

Por otro lado, él se percata que la diferencia de edades entre ambos cada vez condicionaba más la conducta de cada uno. Wagner empezó a aburguesarse, y en este punto, Nietzsche entendió que para él el festival de Bayreuth representaba una forma de renovación y revolución y para Wagner era un proyecto personal y no social.

Nietzsche y Wagner

Nietzsche y Wagner

En Sorreto,local donde Nietzsche estaba para intentar recuperarse de sus problemas de salud, ambos se encontraron por última vez, en 1876.

 

Hubo dos cosas que no agradaron a Nietzsche de Wagner en esa época: la constante advertencia de la proveniencia de su amigo judío Paul Ree y la nueva obra en la que Wagner estaba trabajando, la cual dió un giro inesperada hacia el cristianismo que descontenta en parte a Nietzsche.

La rotura final de la relación entre el filósofo y el compositor se dió cuando Wagner le manda a Nietzsche un ejemplar de su nueva ópera con una nota y Nietzsche le responde mandándole una nota dentro de su obra “Humano, demasiado humano” en la que aclaraba la relación que tendrían.

En otros artículos hemos tratado otros conceptos y relaciones de Nietzsche importantes, como por ejemplo su relación con Heráclito.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies