Las matemáticas de las campañas electorales: una incógnita difícil de resolver, según Smartick

/COMUNICAE/

El nuevo proceso electoral traerá consigo una avalancha de números, cifras y porcentajes en los medios de comunicación que a gran parte de los adultos españoles le costará trabajo asimilar, debido sobre todo al olvido de conceptos matemáticos básicos aprendidos en el colegio. Los expertos de Smartick afirman que es fundamental afianzar dichos conceptos en los primeros ciclos educativos para llegar a ser ciudadanos mejor formados en números y menos manipulables

Inmersos ya en un nuevo proceso electoral, los medios de comunicación vuelven a bombardearnos con una gran cantidad de números que aparecerán en televisión, prensa e internet: resultados de encuestas y sondeos, porcentajes de subidas o bajadas de escaños, votos necesarios para ser diputados según las circunscripciones, escenarios de gobernabilidad con posibles pactos sumando escaños…

Sin embargo, la mitad de españoles con derecho a voto no recuerda los conceptos matemáticos aprendidos en Primaria, según los datos del último informe publicado por Smartick -el método online de aprendizaje de matemáticas para niños de 4 a 14 años-, tras evaluar los conocimientos matemáticos de los adultos en España mediante una decena de retos y problemas.

Para el cofundador de Smartick, Javier Arroyo, «un ciudadano que se maneja con los números está mejor informado y es menos manipulable». Por eso, es fundamental afianzar los conceptos clave desde los primeros cursos de Primaria, para que no se ‘atragante’ una de las asignaturas con más fracaso escolar a medida que avanzan las etapas educativas, sobre todo en Secundaria.

Arroyo insiste en desterrar el mito de que a uno se le dan bien o mal las matemáticas casi desde la cuna, afirmando que «todos estamos capacitados para entender cómo se calculan porcentajes, cómo se hace una regla de tres o cómo se resuelven las operaciones matemáticas con las que nos abruman a diario durante las campañas electorales».

La tecnología y la Inteligencia Artificial en las que se basan métodos como Smartick son un buen aliado, ya que permite personalizar el aprendizaje matemático en función del nivel y ritmo de cada alumno, refuerza los conceptos que se necesita mejorar y propone ejercicios y problemas individualizados para maximizar dicho aprendizaje.

A modo de ejemplo, se puede plantear la siguiente ecuación en relación a los resultados electorales: en el caso de que el reparto de diputados en España fuese proporcional, si un partido sacara el 24% del total de votos, ¿cuántos diputados obtendría de los 350 que tiene el Congreso de los Diputados español? Smartick utilizaría la fórmula de proporcionalidad de la imagen para resolver y entender dichos resultados.

Fuente Comunicae

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies