Guillermo de Ockham

Introducción

Guillermo de Ockham conocido también como Navaja de Ockham, fue un fraile franciscano, filósofo y lógico inglés. Es conocido principalmente por sus aportaciones al nominalismo y por su filosofía, ya que este desarrollo el principio del nominalismo y otros como el de economía y el empirista.

Además podemos destacar que este fue el mentor de Jean Buridan, uno de las influencias del escepticismo religioso, este además formuló una primera noción del principio de inercia que posteriormente sería desarrollado por Newton y realizó trabajos experimentales relacionados con las óptica y como podemos intuir con la mecánica.

Por todo esto es conocido Guillermo de ockham.

Biografía

Guillermo de Ockham, nacío en 1285 en Ockham, Inglaterra y murió entre el 1347-49 en Múnich, hoy en día alemania.

No se conoce mucho sobre su infancia pero parece ser que Ockham entró dentro de la orden franciscana siendo bastante joven. Sus primeros estudios dentro de un convento de la orden franciscana se concentraban en el estudio de la lógica. Su interés en la lógica nunca disminuyó a lo largo de su vida. Él consideraba la lógica como algo fundamental y como algo indispensable para la práctica de todas las ciencias, incluyendo también la teología.

Ockham, estudió teología en la Universidad de Oxford tras acabar sus primeros estudios. Durante su estancia allí escribió un comentario sobre ¨Libre Quattuor Sententiarum¨ escrito por Pedro Lombardo, la obra fue utilizado como el libro de texto oficial para teología en las universidades hasta el siglo XVI. Su comentario sobre la obra causó mucha polémica y al final se marchó sin poder obtener el grado de masters.  

Ockham continuó su carrera académica en conventos ingleses, participando en debates teológicos y estudiando la lógica en la filosofía natural. En 1324 se fue a Aviñón en Francia por órdenes del papa Juan XXII. Hubo muchas quejas sobre su comentario sobre el  ¨Libre Quattuor Sententiarum¨ dirigidas al papa, sin embargo Ockham hizo otra copia de su comentario esta vez haciendo ciertas correcciones. Parecía como si Ockham iba a ser castigado por sus enseñanzas pero el castigo nunca vino.

En el convento donde residía en Aviñón, Ockham conoció a Bonagratia de Bérgamo un doctor en derecho civil y canónico, quien fue perseguido por oponer a Juan XXII sobre el problema de la pobreza franciscana, que no sabían a qué extremo llevarlo. En 1327 llegó Miguel de Cesena al mismo convento para también unirse sobre las discusiones de la pobreza franciscana, su argumento fue que como cristo y sus apóstoles habían renunciado a todo derecho a la propiedad los franciscanos estaban justificados para hacer lo mismo.

La relación entre Miguel y Juan XXII estaba yendo de mal a peor. Tanto que en 1328 Miguel huyó de Aviñón acompañado por Ockham y Bonagratia, los cuales apoyaban el pensamiento de Miguel. Los tres franciscanos estuvieron bajo la protección del emperador Luis IV de baviera quien fue excomulgado y proclamado por Juan XXII de haber renunciado todos los derechos del imperio. Y le siguieron a Munich en 1330 donde Ockham escribió vigorosamente contra el papado en defensa de la estricta noción franciscana de la pobrez y del imperio.

Ockham fue excomulgado tras su huida de Aviñón y siempre llevo una mala relación con los papas. Siguió desarrollando y defendiendo su filosofía hasta que murió en un convento de munich debido a la Peste Negra.  

Guillermo de Ockham

Nominalismo

Guillermo de Ockham, es uno de los exponentes más importantes del nominalismo por lo que resulta imprescindible conocer esta doctrina antes de embarcarnos a su filosofía.

Lo primero que debemos saber del nominalismo, es la etimología de la propia palabra, esta proviene del término <<nomen>> que traducido del latín significa nombre.

La razón por la que tenemos que conocer dicha etimología deriva en dos afirmación que sostenían los nominalistas:

  • “La cosas existen antes de los conceptos generales”
  • “Los conceptos generales son nombres”

Otra cosa que debemos saber es que el nominalismo es también conocido como particularismo.

Esto se debe a que esta doctrina se basa principalmente en la idea de que todo lo que existe es singular, poco corriente o extraordinario.

Esta doctrina surge como respuesta al problema de los universales comenzado por Heráclito.

El problema de los universales surge del uso cotidiano de las palabras, en concreto cuando utilizamos palabras como silla las cuales utilizamos para designar a varias cosas de nuestro entorno. Con esto en mente podemos afirmar que las palabras son genéricas u ordinario, cuando estas se utilizan para designar cosas en concreto de ahí el problema de los universales.

A partir de este problema que plantea Heráclito surge el concepto que establece como base el nominalismo, todo lo que existe es particular o concreto.

En tanto a la aportación de ockham a este movimiento podría resumirse en un razonamiento sobre la lógica del concepto y la idea de que a excepción del alma nada de lo que existe es universal.

Además de la aportación de ockham en el nominalismo podemos resaltar la aportaciones de otros filósofos como john stuart mill, roscelino de Compliègne y Daniel Dennett.

Filosofía y Pensamiento

Su pensamiento supone una vuelta al pensamiento escolástico (una disolución del mismo).

Mediante su filosofía, Ockham rompe el lazo con el cristianismo y la filosofía, desembocando en una separación entre la razón y la fe, donde la filosofía gana independencia, a la vez que la teología. Según él, no se puede demostrar ni la existencia de Dios ni de lo divino.

Su filosofía se divide en los siguientes principios:

Derecho subjetivo o Principio nominalista: todo lo existente es único, una sola identidad. No existen naturalezas universales, es decir, los conceptos universales, sólamente suponen un “número de veces” de una pluralidad de un grupo de seres que se asemejan en algo.

  1. Principio de la economía y recurso de la experiencia (navaja de Ockham): se basa en la eliminación de todo aquello que no fuera absolutamente necesario.
  2. Principio empirista: para Ockham, uno de los factores más importante es el conocimiento intuitivo o de la experiencia. Esto quiere decir que para Ockham el objeto propio del entendimiento era la esencia común y universal de las cosas sensibles, pero para el propio pensador solamente considera que si existe lo singular, éste ha de ser el objeto de entendimiento. En resumen, lo individual sólo puede ser conocido por la experiencia o conocimiento intuitivo, conocimiento directo e inmediato de lo singular que permite conocer si la cosa existe o no.
  3. Principio voluntarista: el nominalismo confirma la preeminencia de la voluntad sobre el intelecto de Dios y en el hombre. Para resumir, el mundo es así porque así lo ha querido Dios; todo podría haber sido de otra manera lo que significa que el orden del mundo no puede ser deducido con anterioridad a partir de principios racionales necesarios.

En resumen, el pensamiento de Guillermo de Ockham acentúa hasta el extremo el poder de Dios, reduciendo progresivamente el uso de la razón.

A partir de estos criterios, la filosofía y la teología se acabarán independizando más adelante en la época moderna.

Su crítica iba dirigida a las raíces del platonismo y aristotelismo, contribuyendo a cerrar una época de pensamiento occidental, tratando de abrir camino a la filosofía y las ciencias modernas.

Jean Buridán

Introducción

Jean Buridán se trata de un filósofo, que como ya habíamos adelantado antes se trata de uno de los alumnos de Guillermo de Ockham. Este filósofo se podría clasificar dentro del nominalismo.

Buridán presenta gran importancia por ser, en primer lugar, inspirador del escepticismo  religioso europeo (cuestión y duda de la autoridad religiosa), este dato se podría llegar a relacionar con los cargos de herejía con los fue acusado Ockham y en segundo lugar por sus aportaciones a la lógica.

Además a este se le atribuyen diferentes paradojas como el asno de buridán entre otras.

 

Paradoja del asno de Buridán:

Un campesino alimentaba a su asno todos los días; le colocaba enfrente dos montones con diferente cantidad de comida, de tal manera que el asno siempre se decantaba por aquel que mayor alimentación le podía garantizar, es decir, el mayor montón.

Sin embargo, un día, el campesino decide ponerle dos montones con la misma cantidad exacta de comida; como consecuencia, el asno no es capaz de elegir el montón a escoger y finalmente muere por inanición.

Con esta paradoja, Ockham trata de enseñarnos o más bien intenta reflejar que si no hay un motivo que dirija una decisión, es decir, unas preferencias frente a otras, no habrá acción.

En resumen, al tomar una decisión, no solamente nos basamos en una serie de argumentos equilibrados, ponderados mediante la razón.

Cuando elegimos algo determinado es básicamente por un valor o motivo previo, que nos hace decidir entre un concepto sobre otro. Por consiguiente vemos esas razones como algo que nos ha impulsado a nuestra elección como algo razonable. No es solamente cuestión de argumentos y razones, sino también debemos de tener en cuenta lo que nos hace preferir algo sobre otra cosa.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies