‘Estaciones’, un paseo por un viaje emocional a través de la poesía más sincera

/COMUNICAE/

Su autor, Marlopoetic, desgrana el amor y el desamor desde una escritura llena de belleza

El acercamiento a este hermoso arte de la escritura, y más concretamente de la poesía, normalmente surge como una ola enorme en medio de un mar tranquilo: como un acto imprevisto que envuelve todas partes del cuerpo. Y así, como una necesidad de empaparse por las letras surgió el poemario Estaciones (Editorial Tregolam). Porque, como toda buena poesía, está hecha para sentir.

El primer libro de Marlopoetic —cuyo pseudónimo es una impronta de sus raíces pues resulta de la combinación de sus apellidos— supone una ventana a las emociones más humanas y a los sentimientos más cotidianos de todo lector. Y es que, si algo caracteriza a la poesía de Marlopoetic es la recuperación estética en lo rutinario: en un amor de verano, en una despedida, en un recuerdo, en la convivencia de pareja o en la añoranza de un idilio que no fue.

«De pequeño mi bisabuela me enseñó el poema popular Cuentan de un sabio que un día, de Calderón de la Barca, jamás lo he olvidado. Con el paso de los años estuve en contacto con música urbana y siempre notaba facilidad y predisposición para rimar y en la adolescencia conocí al gran José Ángel Buesa, con el cual me identifico mucho».

Es por eso por lo que los versos de este joven autor se encumbran en una poesía directa, sensible y acertada que hace que palpiten desde dentro todos los sentimientos de quien se asome a este poemario maduro y emotivo.

Un recorrido afectivo que se engrandece en cada una de las letras entintadas con una entrega a la escritura que se observa de manera flamante en todas y cada una de las poesías que componen Estaciones.

Toda la experiencia vivida supone para el autor un viaje a lo largo de diferentes estaciones que han marcado su personalidad, pero también es una reflexión sobre la analogía entre las diferentes temporadas climatológicas que separan un año y su estado anímico, con respecto a las vivencias emocionales a lo largo del tiempo.

«El amor creo que es más bien un resurgimiento, una primavera emocional. Sin embargo, es cierto que en mi libro hay un trasfondo agridulce en los poemas y un contraste bastante marcado entre amor y desamor. Al final algunas flores que brotaron en la primavera se acaban marchitando, y otras no, tal como en el amor».

El autor se atreve con todo y no solo regala versos arrolladores para el alma, sino que también la micropoesía tiene un espacio en el libro de manera concisa e impactante. Marlopoetic es capaz de condensar todas las emociones en pequeños fragmentos que hacen que el lector se sienta obligado a volver a leer para volver a sentir.

«Aunque adoro por excelencia la poesía más convencional. No suelo respetar patrones en la métrica, si bien es cierto que en la búsqueda de la rima elegante y clásica disfruto mucho cuando logro el resultado que necesito plasmar. La micropoesía es la vertiente más fresca y espontánea, allá donde esté anoto una pequeña idea con ese pensamiento y listo».

Estaciones está esperando a todos los lectores para hacerlos partícipes de esta recuperación de la belleza del lenguaje y la estética de la literatura con la que Marlopoetic ha vestido las páginas de su primer libro.

Fuente Comunicae

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies