EL COMPLEMENTO DIRECTO

 

EL COMPLEMENTO DIRECTO

En el castellano, podemos observar que el verbo requiere de palabras o locuciones (como el Complemento Directo) que conocemos como “complementos”, y cuya función es completar al verbo y el significado de la oración.

El complemento básico y más común del verbo es el Complemento Directo (CD), también conocido como Objeto Directo.

 

 

Definición del CD

 

El Complemento Directo es la persona, animal u objeto sobre el que recae la acción que desempeña el verbo. Ya que el CD completa el verbo, este suele seguirle en la oración al verbo.

Por otra parte, no lleva preposición. La única preposición que puede preceder a un Complemento Directo es “a”, refiriéndose a una persona, animal u objeto animado . El CD no tiene que concordar con el verbo en número y persona.

 

Tipos de Verbos

 

Según su uso o no de Complemento Directo, distinguimos varios tipos de verbos.

  • Verbos Transitivos: son aquellos que no pueden aparecer por sí solos en un predicado, para que este se considere completo y con sentido. Es decir, los verbos que necesitan un complemento directo para tener sentido.                                             Por ejemplo, son verbos transitivos “comer”, “beber” o “tocar”.
  • Verbos Intransitivos: son aquellos que, a diferencia de los verbos transitivos, no pueden ir acompañados de un complemento directo.                                          Por ejemplo, son verbos intransitivos “ir”, “nacer”, “morir”, “llorar” o “florecer”.

 

Identificación del CD

 

Podemos identificar el Complemento Directo dentro de una oración atendiendo a varios criterios:

  1. Haciendo preguntas al verbo, como “qué” o “a quién”.

    Ejemplo: El otro día fuimos al teatro a ver a Juan → ¿A quién fuimos a ver al teatro?→ “A Juan”

 

  1. Intentando sustituir el CD por los pronombres “lo”, “la”, “los”, “las”, según el género gramatical y el número:
    Ejemplos: El otro día fuimos al teatro a ver a Juan → El otro día fuimos al teatro a verlo
    Me he bebido todas la botellas de agua → Me las he bebido todas

    Por otra parte, hay que tener en cuenta que en algunas zonas de España se emplea también los pronombre “le” y “les” en este contexto para referirse a personas, siendo este un caso de leísmo.
    Ejemplo: El otro día fuimos al teatro a ver a Juan → El otro día fuimos al teatro a verle

 

Si el Complemento directo se refiere a un objeto, se puede sustituir por “eso”:
Ejemplo: Voy al cine a ver una película → Voy al cine a ver eso.

Al pasar la oración de activa a pasiva el Complemento Directo pasa a ser sujeto paciente:

Ejemplo: Alguien ha colgado el cuadro en la pared → El cuadro ha sido colgado en la pared

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies