Eduardo Valencia Hernán publica una novela histórica centrada en la guerra civil española

/COMUNICAE/

‘La huerta de La Paloma’ es una narración a medio camino entre la ficción y la realidad más fidedigna

Eduardo Valencia Hernán ha encuadrado su trabajo de investigación como Doctor en Historia Contemporánea en diferentes episodios que han marcado la historia de España como, por ejemplo, la Transición o la II República.

Después de su bagaje indagando en el aspecto científico, el autor ha decidido publicar su primera novela histórica, La huerta de La Paloma (Editorial Tregolam), cuyo contexto envuelve al lector entre los años 1936 y 1939. Una etapa que marcará a la sociedad española hasta la actualidad.

«Hemos de tener en cuenta que tras una guerra civil fratricida siguieron casi cuarenta años de una dictadura que marcó a buena parte de la sociedad española, recordando asiduamente quién fue el vencedor y quiénes los vencidos».

El protagonista del libro, Eleuterio Valencia; alias Eduardo, se verá obligado a abandonar su trabajo como campesino en la huerta de La Paloma para prestar servicio en Barcelona durante la finalización de la II República. Etapa clave en el transcurrir de la historia de España, puesto que en ese momento se está gestando un alzamiento militar por parte de la derecha que dará lugar a una guerra civil que durará tres años.

«Al tratarse de una novela histórica, los personajes que intervienen en ella tienen especial protagonismo. A este respecto, quiero señalar que tanto los de alto valor histórico y mayormente conocidos, como los de carácter personal, todos ellos, tienen una relación directa con los hechos allí descritos».

Con el transcurrir del enfrentamiento de todo un pueblo, de una guerra entre hermanos, vecinos y amigos, Eduardo hará lo posible por sobrevivir en un contexto sangriento cuya semilla se había sembrado años anteriores, tras el Golpe de Estado de Primo de Rivera.

Durante la lectura de La huerta de La Paloma, se puede oler cada escena desarrollada en la novela debido al buen uso del diálogo y de las descripciones precisas que ejerce Eduardo Valencia Hernán a lo largo de la narración. El lector se sumergirá totalmente en los años en los que se desenvuelven los acontecimientos, pues el narrador en tercera persona demuestra ser un espejo de la documentación exhaustiva con la que cuenta el autor.Como si de una crónica se tratara, el escritor traza un mapa histórico visual que agita el sentimiento del lector en cada capítulo.

«La idea en el fondo partió de una conversación entre mi padre y yo en el Estadio Olímpico de Montjuic viendo un partido de fútbol. La proximidad del castillo-fortaleza que lleva el mismo nombre junto con la concordancia en las fechas del golpe de estado en el 1936 provocó mi decisión».

Porque La huerta de La Paloma es una novela documentada, estructurada en secuencias, que refleja fielmente un conflicto que siempre hormiguea en cada uno de los españoles, a pesar del paso del tiempo. Un etapa que se ha heredado en la idiosincrasia de toda una nación y que hoy en día sigue sin cicatrizar.

Eduardo Valencia Hernán ha querido contar la historia de su familia, pero también la de todas las familias que tuvieron que enfrentarse en una contienda que, en palabras del escritor «fue un fracaso colectivo».

 

Fuente Comunicae

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies