Construcción sostenible: la casa de madera

La casa de madera, que tiene cierto caché y, sobre todo, es ecológica y eficiente desde el punto de vista energético, ha tenido un gran éxito en los últimos años entre los particulares.

Ya sea por la promesa de reducir los costes de calefacción, por el deseo de proteger el planeta o simplemente por el gusto por los materiales naturales, la casa de madera convence. Sin embargo, si tienes un proyecto de este tipo, cómpralo aquí y hazte las siguientes preguntas: ¿Qué madera elegir? ¿Debería optar por una casa con estructura de madera? ¿Cómo garantizar un aislamiento perfecto? Para ayudarte en tu proyecto, descubre este articulo dedicado a las casas de madera.

Casas de madera: diversas técnicas de construcción

Más atractiva, más eficiente, más económica, la casa de madera es cada año más popular y compite sobradamente con la casa de hormigón más tradicional. Sin embargo, el camino de la construcción puede ser muy largo y antes de ver una casa de madera salir de la tierra, hay que seguir varios pasos. El primero es la elección de una técnica de construcción adecuada al tipo de terreno y a las normas urbanísticas vigentes en la región.

Como para las construcciones tradicionales, se puede elegir entre varios métodos para fabricar una casa de madera. Estos son los tres principales:

– Una casa con estructura de madera: rápida de construir, ligera y bastante económica, esta opción es la elegida por el 95% de los futuros propietarios interesados.

– Una casa con entramado de madera: siguiendo la tradición de las casas con entramado de madera, esta técnica garantiza una casa de madera robusta. Esta opción es muy adaptada para los terrenos blandos, arcillosos o arenosos.

– Una casa de madera maciza apilada: técnica probada en la construcción de chalets, el uso de la madera maciza ofrece bellas perspectivas arquitectónicas y construcciones de madera más tradicionales, como las que se pueden observar en los países nórdicos.

Casas de madera y aislamiento: una combinación ganadora

Más segura de lo que cabría imaginar por su gran resistencia al fuego, la madera es también un material conocido por sus propiedades aislantes naturales. Si la casa con entramado de madera ya ofrece buenas prestaciones aislantes, es evidente que la cuestión del aislamiento adicional debe tratarse con sumo cuidado para ceñirse al espíritu ecológico de este tipo de construcción y limitar así los gastos energéticos.

Además de estudiar detenidamente esta cuestión con el constructor, hay que elegir cuidadosamente el tipo de aislamiento más adaptado para cada parte de la casa:

– El aislamiento del tejado: este es el punto más sensible a la pérdida de calor.

– El aislamiento de las paredes: preferiblemente a base de materiales aislantes naturales como la fibra de madera, el cáñamo o la lana de oveja.

– La extracción de vapores: esta cuestión es esencial para limitar la humedad que puede ser el gran enemigo de la madera.

– El sistema de calefacción: si todo es posible, para una construcción definitivamente ecológica, se recomienda encarecidamente un sistema de calefacción de energía renovable.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies