Cánones de belleza

Los trastornos alimentarios afectan entre el 0´5 y el 3 por ciento de la población mundial y suponen la tercera enfermedad crónica más habitual en la población en la franja de 15 a 29 años. Así mismo afectan generalmente a mujeres ( en España unas 26000 mujeres frente a 2000 hombres en 2015). Parece que poco a poco nos vamos concienciando acerca de los peligros de las enfermedades mentales que por ser “invisibles” (al menos al principio) pasan a veces desapercibidas. Sin embargo, normalmente nos ocupamos de curar a los enfermos. Dejando en segundo plano la investigación de las causas y la prevención de la propia enfermedad.

 

La denuncia social contra los estereotipos rígidos preestablecidos para la mujer lleva en vigor años. No obstante, gracias a los avances tecnológicos  el mensaje en contra de la objetificación femenina se ha hecho más crudo y real. Y es que de nada sirve quejarse ya que como se suele decir: “una imagen vale más que mil palabras”. Por eso me gustaría destacar algunas imágenes de la fotógrafa australiana Jessica Ledwich en su reportaje: “The Fanciful, Monstrous Feminin”.

 

En mi opinión son imágenes explícitas y claras que hacen llegar su mensaje ( la obsesión de las mujeres con la estética) de manera efectiva. El problema es que las mujeres no se han impuesto ellas mismas esas metas tan inalcanzables sino que se nos aplican desde fuera ( aunque tenemos parte de culpa ya que aceptamos que nos obliguen a seguir estos cánones de belleza). Otros ejemplos de denuncia social son los vídeos de la cantante Melanie Martínez: https://www.youtube.com/watch?v=wkri1NUq9ro

 

A decir verdad no habría escrito este artículo si no hubiera sido por la modelo Adriana Lima. Ella escribió hace menos de una semana una declaración en la que aseguraba: “no me desnudaré nunca más por una causa vacía”. La supermodelo ha sido la embajadora de marcas de ropa interior como Intimissimi y es (era) incluso uno de los prestigiosos ángeles de Victoria´s Secret pero afirma que todo cambió con la llamada de una amiga que le confesó lo infeliz que se sentía con su cuerpo. La maniquí se dio cuenta entonce, de que podía haber mujeres que se despertaran deseando ser ella y que de verdad creyeran que ella es tan espectacular sin sacrificio alguno de su parte. Es más, el ángel ya había reconocido con anterioridad que 9 días antes del desfile de la marca no toma alimentos sólidos y 12 horas antes no puede beber ningún líquido para evitar voluptuosidad en el vientre.

 

Me parece sorprendente, al tiempo que me asusta e indigna, que tras esta declaración no se hayan tomado medidas que penalicen a cualquier diseñador que permita que sus modelos sigan estos regímenes extremos aunque soy consciente que tanto en Francia como en España e Italia está prohibido el desfile de las modelos con un IMC ( índice de masa corporal) inferior a 18.

Adriana confesaba en su declaración que ella, al igual que millones de mujeres, vive sometida a altísimas expectativas pero que no quería que las futuras generaciones vivieran así.

 

Los cánones de la mujer ideal no afectan sólo al físico sino que hay una serie de tópicos en cuanto a la relación familiar y doméstica que han sido impuestos por tradición. Hoy en día más y más hombres se integran en un ámbito durante siglos considerado “el mundo de la mujer” y es que ésta ha sido siempre responsable de la casa y de los niños ya que no podía trabajar. Gracias a la emancipación de la mujer, ésta ha ganado independencia pero aún así cuando una mujer decide que no quiere hijos se intuye directamente que o es incapaz de encontrar un hombre o que tiene algún problema; mientras que un hombre que no quiere niños es visto como alguien ambicioso y centrado en su carrera o un juerguista descontrolado pero estable mentalmente.

 

Por si fuera poco la publicidad actual, que tiene un papel extremadamente influyente en la sociedad, intenta no decantarse por ningún bando; eso sí, es excesivamente cuidadosa para no ofender a la población masculina. Dos ejemplos que encuentro muy cómicos son la ausencia de vellos en cualquier modelo que promocione cuchillas femeninas y que la “sangre” que aparece en cualquier compresa o tampón sea azul. Para resaltar la tronchante ironía del mundo adivinad el género del director creativo de Victoria´s Secret; es un hombre llamado Ed Razeq que tiene unos sesenta y muchos años.

 

Para concluir sólo quería incluir un fragmento de la novela La dictadura de la belleza y la revolución de las mujeres de Augusto Cury: “ Las sociedades modernas se han convertido en fábricas de personas enfermas (…). Maniquís que dictan la moda y sirven de patrón de belleza para más de dos millones de mujeres. El culto al cuerpo excesivamente delgado difundido por los medios de comunicación está generando una psicosis social colectiva que asesina la autoestima y la imagen”.

Irene Neri

13 de diciembre de 2017

 

Add Comment