Belly Painting: un recuerdo original en tiempos de coronavirus

/COMUNICAE/

Belly Painting: un recuerdo original en tiempos de coronavirus

Babysalus destaca como hoy día hay más medidas de seguridad e higiene para garantizar la salud de la madre y la del bebé durante el belly painting. El belly painting es uno de los sectores que más ha sufrido durante el confinamiento

Con la llegada del coronavirus, las costumbres y hábitos de la sociedad han cambiado, especialmente para las mujeres embarazadas. El belly painting es una de las técnicas que realiza Babysalus que más han crecido durante los últimos años y que más se ha tenido que adaptar a la nueva normalidad tras el Estado de Alarma.

Esta práctica realizada por profesionales requiere una mayor higiene y distancia para pintar la tripa de las futuras mamás durante los últimos meses de embarazo. Dentro de las principales medidas para evitar el contagio de la COVID-19 destacan la realización del belly painting en lugares exteriores y con un menor número de personas en la reunión, siempre menos de 10 para garantizar la distancia.

En cualquier caso, la intención continúa siendo la de disfrutar de un rato agradable y conectar con el bebé antes del momento del parto, además, se consigue un recuerdo original único en tiempos en los que la mascarilla es un complemento más del día a día.

De esta forma, se consigue recordar estos últimos meses de embarazo de una forma colorida y única; lo más habitual es que estos dibujos incluyan el nombre del futuro bebé y un diseño infantil.

Uno de los sectores más castigados por la pandemia
La COVID-19 ha afectado a todos los sectores, especialmente a aquellos que realizan sus trabajos a domicilio, como el belly painting. Durante el Estado de Alarma, muchas madres se han perdido esta experiencia, ya que han dado a luz en este período de tiempo y el belly painting solo es recomendable a partir del 6º mes de embarazo.

A ello hay que sumar los nervios propios de este período de tiempo y la saturación de los hospitales y centros médicos, lo que ha hecho que las madres hayan tenido que pasar estos meses con bastante preocupación.

Durante los meses de confinamiento, muchas parejas decidieron continuar realizando esta técnica, aunque de forma menos profesional y siendo la pareja de la embarazada quién se encargaba de pintar la tripa. Además, ha sido muy utilizada para informar a la familia, al no poder reunirse con ella, del sexo del bebé.

Coronavirus y embarazo: aspectos a tener en cuenta
Es muy importante mantener todas las medidas de seguridad cuando se lleva a cabo la práctica del belly painting; de esta forma, se protege a la mujer embarazada, ya que se trata de un grupo de población vulnerable.

En cualquier caso, tanto la profesional que pinta el lienzo, la madre y los invitados deben utilizar mascarilla, lavarse las manos de forma frecuente e intentar mantener la mayor distancia de seguridad.

En definitiva, el belly painting es una técnica que todavía puede continuar desarrollándose a pesar del coronavirus, aunque es fundamental mantener las medidas de seguridad y la higiene para garantizar la seguridad de todos los miembros del baby shower.

Fuente Comunicae

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies