Arístoteles, su filosofia y la cosmología aristotélica

En el post de hoy vamos a hablar de la cosmología aristotélica y de todo lo que ello ha supuesto para la Historia de la Filosofía.

Aristóteles fue un filósofo y científico, nació en el año 384 a. C., al norte de la Antigua Grecia. Junto a Platón, se les consideran los padres de la filosofía occidental. Algunas de sus ideas, novedosas para la filosofía de su tiempo, hoy forman parte del sentido común de muchas personas. En su juventud, se trasladó a la Academia de Platón, la cual a la muerte de este fue encargada a su su sobrino. Tras el abandono de la Academia fue donde probablemente comenzó a desarrollar sus propias opiniones. De esta época es su obra “Sobre la filosofía”, en la que se desarrollan los primeros elementos críticos de la teoría de las Ideas. Aristóteles escribió aproximadamente 200 tratados aunque solo se han conservado 31, con una gran variedad de temas como: la lógica, la metafísica, la ética o la filosofía de la ciencia. También trata la cosmología. Tras esto será reconocido como el fundador de la lógica y de la biología, debido a sus escritos sobre ambas materias. Aristóteles fue discípulo de Platón y de otros pensadores durante los veinte años que estuvo en la Academia de Atenas. Fue maestro de Alejandro Magno.
En el 322 a.C., regresó a Atenas donde moriría de una enfermedad del estómago.

FILOSOFÍA DE ARISTÓTELES

La filosofía de Aristóteles sobresale por el realismo y un mundo que se compone de objetos que no se pueden dividir de alma y cuerpo. La credibilidad de este mundo formado es estudiado mediante la metafísica que define el total de las 10 escalas que forman parte del ser. Éstas categorías son: la cantidad, la sustancia, el tiempo, la relación, el lugar, la posesión, la situación, la acción y la pasión.
Aristóteles piensa que se engloba en su naturaleza la teoría del movimiento y el reposo.
Por el contrario, el pensamiento de Aristóteles está basado en un concepto llamado eudemonismo, que significa la justificación de las acciones realizadas para llegar a la felicidad. Alcanzar la felicidad es el objetivo de los humanos. Según Aristóteles se alcanza a través de la búsqueda de la razón y el conocimiento.

LA COSMOLOGÍA ARISTOTÉLICA

La cosmología aristotélica aparece en las primeras fases del desarrollo de su filosofía y pensamiento, en ella encontramos una clara influencia de la filosofía platónica. Pensaba que el universo era finito y eterno, y estaba dividido en dos mundos: el sublunar y el supralunar, pareciéndose al dualismo platónico, cada uno de ellos con características que los diferencian.

EL MUNDO SUBLUNAR

El mundo sublunar, es la región que se encuentra por debajo de la luna, es decir, la región terrestre, dominada por la generación y la corrupción. Los movimientos de los seres del mundo sublunar, tiene principio y fin, por ello se les conocen como finitos. Todos los cuerpos están compuestos de los cuatro elementos: la tierra, el agua, el aire, y el fuego; todos tienen distintas naturalezas y distintos lugares donde encontrarse, siempre en reposo. La tierra, que es el más pesado, ocupa el centro del planeta Tierra. El agua se sitúa por encima de la tierra. El aire, y por último el fuego, que es el más ligero y tiende a dirigirse a las afueras del mundo.

EL MUNDO SUPRALUNAR

El mundo supralunar está constituido por una materia incorruptible, el éter, que solo está sometido a un cambio, el movimiento circular, oposición a los cuatro elementos (tierra, aire, fuego y agua) de los cuales está formado el mundo sublunar.
La Tierra es una esfera inmóvil, está en el centro del universo y así lo establece Aristóteles, ya que esta está constituida en su mayor parte por tierra. A su alrededor existen esferas concéntricas transparentes, en las que giran el resto de astros y planetas provocado por el giro de las esferas y que están movidas por unos motores que se desplazan gracias al movimiento del último motor inmóvil que actúa sobre la última esfera, más allá de la cual no existe nada. La llamada esfera de las estrellas fijas (las estrellas estaban fijas), se mueven gracias al motor inmóvil y transmite este movimiento al resto de las esferas y al mundo sublunar.

Aristóteles, en este punto sigue la cosmología de eudoxo de cnido y su discípulo calipso. Para ellos era necesaria la existencia de 33 esferas para que el movimiento de los cuerpos celestes pudiese realizarse. Sin embargo, el filósofo griego realizó un pequeño cambio. A las 33 esferas del sistema de eudoxo, le añadió 22 más, con el objetivo de explicar el movimiento de los planetas, el cual no era tan uniforme como el de las estrellas. Estas esferas adicionales, supuestamente giraban en sentido contrario a las 33 anteriores, por ello se causa la alteración del movimiento observable de los planetas.

En este sistema, Aristóteles establece una jerarquía de seres basándose en la perfección del motor inmóvil, ya que para él este era una forma pura. Su perfección venía del hecho de que permitiese el movimiento del universo, de las esferas de estrellas fijas, el cual iba disminuyendo a medida que nos acercamos al mundo sublunar. Para poder explicar la acción del motor inmóvil, Aristóteles se ve obligado a darle alma a las esferas intermedias. Estas aspiran a ser perfectas, y es esa aspiración la que motiva el movimiento, pero para sentirla, es esencial que tengan alma. Esta teoría la expresa en su libro VIII, posterior a todo el resto de sus obras.

cosmología aristotélica

CONCLUSIÓN

Este trabajo resume en parte la vida del filósofo Aristóteles. Explica brevemente su filosofía basada en el realismo y en un mundo compuesto de objetos indivisibles de alma y cuerpo. Además se desarrolla el concepto que utilizaba en su pensamiento llamado eudemonismo (principal para comprender su pensamiento).
Independientemente de la descripción de su filosofía y de su biografía, este trabajo se centra sobre todo en la cosmología aristotélica. Esta se podría definir diciendo que data de las primeras fases de desarrollo de su pensamiento, pero también se puede observar claramente la influencia de Platón. Esto lo observamos gracias a algunos de sus libros en los que desarrolla la idea de cosmología aristotélica como por ejemplo “Sobre el cielo’’ o ‘’Física’’.
Sin embargo podemos ver descrito en el trabajo que la cosmología aristotélica se divide en dos ‘mundos’, el sublunar y el supralunar. El primero, formado por cuatro elementos y sometido a la corrupción, al continuo cambio, y el segundo formado por materia especial que solamente está sometido a un solo tipo de cambio, el cambio circular. Con la explicación de estos dos mundos, Aristóteles muestra su cosmología aristotélica, principal pilar de su pensamiento.

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies