‘¿Alguien vio partir a Elías Massud?’, cuando las emociones trascienden de una historia de amor inusual

/COMUNICAE/

Gabriel Aziz Loutaif realiza una introspección sobre el amor verdadero y el propósito de cada uno en el universo

El autor de origen libanés plantea, mediante un acercamiento filosófico, la historia de amor entre Elías y Anastasia como un relato lleno de belleza, pero también trágico desde el comienzo de ¿Alguien vio partir a Elías Massud?. Momento en el cual la protagonista cae enferma, hasta que finalmente se apaga, arrastrando a Elías en una debacle de agonía y locura hacia los pensamientos más oscuros.

«Elías es un hombre que vive para satisfacer a su familia, demostrar que es capaz como comerciante. Pero al conocer a Anastasia, se enciende una chispa divina, una luz interior, algo mágico, que le hace resplandecer y hasta su persona se vuelve más bella».

Presa de una terrible soledad, Elías vaga por las calles de Alta Gracia esperando su destino: la muerte. Y, por ende, su reencuentro con Anastasia.

A su alrededor sus familiares intentarán mantenerlo en el lado de la sensatez para retomar su vida e impedir que descienda aun más en una espiral de dolor y autodestrucción.

«Elías Massud refiere en su angustioso infortunio que desde fuera lo observan como a un hombre que está haciendo su duelo y que, con el tiempo, las heridas se cerrarán. Pero no advierten o no ven que, para él, la vida ya no tiene sentido».

Esta novela se divide en dos partes. La primera de ellas encierra una trama que termina por clausurar el destino de ambos protagonistas como almas que se pertenecen. La segunda parte revive la historia de amor entre Elías y Anastasia como un vínculo que supera las dificultades terrenales.

Es en esta segunda mitad del libro donde se ahonda en la metafísica a través de las conversaciones entre ambos y los soliloquios del protagonista, que dan muestra del profundo mundo interior del que hace gala el propio autor.

«Creo en el destino y en la fuerza del universo. Aun así, creo que estamos atrapados en una realidad, y que nosotros mismos creamos un destino paralelo porque somos almas irrepetibles y tenemos un propósito que cumplimentar».

En esta obra existe un elenco reducido de personajes, pero profundamente detallado a través de los diálogos y de las reflexiones trascendentales del narrador omnisciente.

La angustia ante la pérdida, el dolor ante la muerte, la conexión espiritual, la dualidad entre el destino que impone el universo y la libre elección del propio camino en la vida hacen de ¿Alguien vio partir a Elías Massud? una novela repleta de pequeñas gotas emotivas que van calando en el lector página tras página. Donde la sensación de conexión entre la historia y el lector se queda impregnada en este último tiempo después de haber terminado el libro.

¿Es el destino ineludible? O por el contrario ¿se puede forjar un camino alternativo en busca de la propia felicidad? El autor plantea este eterno enigma a través de la estructura de la propia trama. Por un lado, el autor responde a la primera cuestión a través de la historia de amor entre los protagonistas y, por otro lado, contesta definitivamente al segundo planteamiento cuando Elías, consciente de que su cometido en la vida ya se ha cumplido, decide dirigir su ventura.

La historia que se relata en el libro está llena de lugares comunes, pero, además, evidencia la existencia de cada persona como almas únicas en un entorno aparentemente clónico.

Gabriel Aziz Loutaif pone a disposición del público su prosa alegórica para alcanzar un estado de reflexión sobre la posición del ser humano en este mundo.

Fuente Comunicae

Add Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies